viernes, marzo 14, 2008

Ni nadar la relajaba...

Pensaba.... pensaba.. mucho.
Mientras la corriente seguia su curso, ella pensaba.
La prespiración? regular, nunca se alteró, pero no comprendia porque el agua no podia borrarlo todo y solo nadar.
Ya no era una niña común, eso la asustaba.

1 comentario:

Analia Testone dijo...

Delia! Te felicito, me encantan tus trabajo, en especial este, es hermoso. Saludos!!
Analia